Zoom-Chic?

Manteniendo el estilo en la nueva normalidad ;)

Luego de varias semanas de cuarentena en la que esas prendas que antes reservábamos únicamente para mañanas perezosas de domingos se volvieron nuestro uniforme diario, finalmente estamos prontas para guardar las pantuflas peludas y colgar el salto de cama atigrado un rato :)

Ojo, al principio la perspectiva de semanas make up free y pijamas 24hs parecía la mismísima gloria. Pero los días se fueron transformando en semanas y a medida que la cuarentena se hace rutina y el home office parece haber llegado para quedarse, algunas extrañamos nuestras viejas rutinas de belleza y esos pequeños detalles que nos hacían sentir tan bien.

Tanto para quienes estos meses les toca trabajar desde casa, como para aquellas que las que las reuniones con amigas y familia ahora son exclusivamente por Zoom, te tenemos 10 consejos claves para que brilles en todas tus teleconferencias :)

1. La iluminación es clave! Un espacio poco iluminado te puede hacer ver cansada y pálida. No te preocupes, no es necesario gastar en focos o reacomodar toda tu casa. Elegí un rincón de tu hogar que cuente con luz natural, idealmente frente a una ventana con una cortina liviana. Evitá luces cenitales ( posicionadas directamente sobre tu cabeza, como claraboyas o luces de techo muy duras) o luces laterales intensas que pueden arrojar sombras duras en tu rostro. La luz natural y difusa es super favorecedora, haciéndote ver más fresca y relajada.

Tip extra: para encontrar la mejor luz en tu casa recorre todos los espacios con la cámara encendida y buscá el punto en el que te veas mejor, evitando sombras en tu rostro y buscando una iluminación general pareja. Evitá luces fuertes de frente que pueden resultar molestas y cansadoras para tus ojos, obligándote a entrecerrarlos y fruncir el ceño durante toda la llamada.

2. Elegí tu fondo con cuidado. Intentá realizar tu llamada con un fondo despejado, un espacio desordenado o muy cargado de elementos puede distraer de lo que intentás comunicar, en especial para llamadas de trabajo.

Designá un espacio en tu casa para realizar todas tus llamadas y procurá mantener objetos personales fuera del cuadro para mantener una imagen profesional y seria. Un fondo abarrotado o desordenado puede causar una mala impresión tanto en clientes como con colegas, mientras que un entorno limpio e iluminado dará la idea que te encontrás en total control de la situación.

Psst…si no tuviste tiempo de ordenar antes de la llamada, junta todo el desorden en una esquina de la habitación y se cuidadosa con tu encuadre para dar la ilusión de un entorno inmaculado ;)

3. Avisá a todos en tu casa que vas a comenzar una reunión para que no sufrir interrupciones ni ruidos fuertes durante tu llamada que pueden hacerte perder el hilo de una conversación y hacerte ver poco profesional. Tené en cuenta que en muchas llamadas hay múltiples participantes por lo que la sumatoria de los ruidos de cada uno puede resultar sumamente molesta y dificultar su funcionamiento.

4. Postura, el lenguaje corporal es una parte enorme de nuestra comunicación. Ubicate en el centro de la imagen y cuidá que tu espalda esté derecha y los hombros relajados y ligeramente hacia atrás. Evitá tocar constantemente tu rostro o cabello y morder tus uñas, estos gestos pueden robar la atención de quienes tu escuchan haciendo más difícil concentrarse en lo que intentás transmitir.

5. Posicioná la cámara aproximadamente a la altura de tus ojos o unos centímetros más arriba inclusive, los ángulos superiores son siempre más favorecedores que los ángulos desde abajo que pueden hacer que nuestros cuellos se vean más anchos y cortos.

Podés ayudarte de una caja de zapatos o varios libros apilados para ubicar tu computadora en la posición ideal. Intentá mirar hacia la cámara al hablar para mantener la atención de tus oyentes.

6. Vestuario: optá por colores sólidos y prendas simples. Los estampados cargados, lentejuelas, encajes y bordados pueden resultar demasiado llamativos y quitar foco de ti. Elegí prendas cómodas y que te sienten bien para evitar estar constantemente ajustando y tironeando frente a la cámara.

Dado que por lo general el encuadre solo permitirá ver tu rostro y torso aprovechá para usar tus leggings o pantalones más cómodos y medias :) De esta forma evitarás ingresar contaminantes del exterior en la suela de tus zapatos a tu hogar, tendrás menos prendas para lavar y estarás cómoda hasta en las teleconferencias más largas.

Pro tip: evitá prendas de colores muy parecidos a tu fondo que pueden hacerte ver lavada, buscá tonos que contrasten para verte más enérgica y alegre.

7. Maquillaje: elegí un maquillaje fresco y liviano que resalte tu belleza natural. Evitá sombras, y delineados fuertes que pueden hacerte ver cansada o poco profesional.

Pro tip: si no tuviste tiempo de maquillarte o simplemente no tenés la energía podés encender el filtro de retoque en las preferencias del video de Zoom que te dejará la piel espléndida con un solo click ;)

8. Cabello: optá por peinados naturales o recogidos relajados que retiren el cabello de tu rostro permitiendo a todos ver tus gestos con claridad y manteniendo una apariencia compuesta y relajada.

9. Para pasar del look de entrecasa a look de oficina nada más fácil que hacerte de un par de accesorios. Un buen accesorio puede por si solo levantar hasta el más aburrido de los looks. Una remera blanca básica con unas gargantillas en capas y unos aros que complementen la forma de tu rostro y estás lista para afrontar la reunión por zoom como una pro!

Sabemos que durante la cuarentena estar cómoda es primordial, por lo que un buen accesorio puede iluminarte y darte ese toque de brillo mientras llevás tus viejas prendas preferidas.

En lugar de vestirte de pies a cabeza, experimentá con formas de traer una nueva dimensión a los clásicos de tu armario con algunas piezas claves que se lucirán en todas tus llamadas.

Combiná tus accesorios para darle nueva vida a chaquetita que te aburriste de usar, llevando el punto focal de tu vestuario a detalles estratégicamente posicionados para traer frescura y detalles de tendencia a tus prendas y luz a tu rostro.

10. Nada te luce tanto como sentirte bien en tu propia piel. Antes de una conferencia importante realizá una pequeña prueba de cómo te ves en la cámara a solas. Ajustá la luz, el encuadre, tu fondo, postura, etc., hasta que estés cómoda con el resultado. Porque cuando te sentís bien, se nota :)