Nueva colección
SALE
Envíamos a todo el mundo!

6 tips para que tus joyas se mantengan perfectas en verano ;)

Por fin llegó el calor y quienes aún no hemos podido escapar de la ciudad estamos contando las horas para nuestro primer bañito de mar J Si estás por hacer tu bolso para la playa este artículo es para vos! Junto con tus sandalias preferidas, bikini nuevo y vestido para fin de año no pueden faltar tus accesorios para completar todos tus looks veraniegos.

Pero el Verano es la estación más dura para nuestras joyas preferidas, arena por doquier, kilos de protector, sudor, cloro y agua salada son una parte inevitable de la experiencia y el terror absoluto de esa pieza que tanto querés. Seguí estos consejos y asegurate que tus joyas  brillen todo el verano!

 

1. EMPACÁ CON AMOR

Empezaron las vacaciones y no queremos perdernos un minuto de playa. Siempre a último momento tiramos nuestros petates en un bolso y a la playa se ha dicho. Error!!! Al tirar tus joyas preferidas dentro de la maleta corrés el riesgo de que se aplasten  o rayen entre ellas o contra otros objetos que hayas empacado.

Tomate un momento y guardá tus piezas dentro de un contenedor rígido. Si no tenés ninguna de nuestras hermosas cajitas a mano, podés usar un tupper pequeño, una latita de mentas o inclusive la vieja cajita rosa fluo dónde guardabas tus aparatos 😉 Simplemente asegurate que el recipiente este limpio y seco, y envolvé cada pieza en una tela o tissue suave para que no se rayen entre ellas durante el viaje.

Cuando no las estés usando, guardalas nuevamente en su recipiente y mantenelo en un lugar frío y seco. Evitá dejarlas al rayo del sol; el calor puede ablandar el metal y deformarlo, mientras que las piezas de resina pueden decolorarse y opacarse con el calor excesivo. No dejés tus joyas sobre la mesada del baño, la acumulación de humedad y vapor sobre tus piezas puede opacar su brillo.

Tip extra: Para evitar que tus cadenitas, pulseras y tobilleras se enreden, podés pasarlas por una pajita y guardarla dentro de una ziploc dobladas 😉

 

2. MANTENÉ LOS CASTILLOS DE ARENA LEJOS DE TUS PIEZAS

Todo el año esperamos el momento de tirarnos en la arena con nuestra revista preferida. Y no nos malinterpreten, jamás querríamos hacerle mala publicidad a esta vieja amiga. La arena es un exfoliante fenomenal, rugosa y áspera al tacto nos regala una sesión gratis de pedicura cada vez que visitamos la playa J Pero sus finos granos pueden actuar también como un verdadero papel de lija con nuestras joyas y gemas, dejando marcas y rayones en nuestros accesorios y opacando su brillo.

Nuestra recomendación? Si vas a ir a la playa dejá en casa tus joyas, o al menos lleva un sobre hermético en tu bolso para guardarlas, así podrás ponértelas y lucirlas en los afters en la playa 😉

 

3. USA PROTECTOR SOLAR EN TU PIEL, NO EN TUS JOYAS 😉

Al ponerte protector solar, es súper importante que cubras toda tu piel. Solemos olvidamos que la piel en las orejas es muy delicada y terminamos con un par de orejas fucsias la primer semana de vacaciones J

Pero cuando te pongas protector recordá sacarte SIEMPRE tus joyas. Ya sea en crema o en aerosol, sus componentes químicos pueden manchar u opacar el baño de tus piezas,. Por esto es muuuuuy importante que al aplicar cremas y lociones, esperes unos minutos hasta que se absorban completamente antes de colocarte tus gargantillas y aros.

 

 

4. AMAMOS EL MAR, PERO TUS JOYAS NO TANTO!

El mar es el lugar perfecto para desprendernos de todas nuestras preocupaciones, estrés y alguna que otra joya;) El agua fría puede hacer que nuestros dedos se encojan ligeramente dejando que un anillo se resbale, mientras que una ola traicionera puede llevarse nuestro par de aros predilectos.

Ya sea en el mar o una piscina, antes de sumergirte asegurate de quitarte todas tus piezas. Además del riesgo de perderlas, tanto el cloro como la sal marina son agentes sumamente corrosivos que pueden atacar el baño de tu piezas y la integridad de los metales y gemas preciosas.

 

 5. EL DEPORTE Y LAS JOYAS NO SON LOS MEJORES AMIGOS

Si te anotaste para un partido de Beach Volley o una sesión de footing en la playa, dejá que tus joyas hagan la plancha 😉 Dependiendo de la química de tu cuerpo, tu sudor puede pasarle facture a tus gargantillas y anillos, manchando su baño y opacando su brillo. Hay quienes inclusive dejan la plata negra instantáneamente.

Por esta razón, retirá todas tus piezas antes de visitar el gimnasio y limpialas luego de los días calurosos para evitar que el sudor quede depositado en la superficie de tus joyas.

 

 

6. MANTENÉ TUS PIEZAS LIMPIAS

La combinación de residuos de arena, cremas, sudor, maquillaje y salinidad es el enemigo número uno de tus joyas. En lo posible intentá mantenerlas alejadas de estos agentes, y de usarlas, limpiá tus joyas al final del día para evitar que estos residuos se acumulen y dañen tus piezas.

Traelas por nuestro local al menos una vez al mes dónde las limpiaremos sin costo con nuestro baño ultrasónico que removerá hasta las partículas más pequeñas de suciedad, devolviendo su brillo.

Si estás de vacaciones limpialas con un paño suave, humedecido con jabón neutro y sécalas con una toalla absorbente inmediatamente.

Tip extra: Nunca limpies tus joyas sobre la pileta del baño, es fácil perder una pieza pequeña por el drenaje en un descuido 😉

×

Hello!

Click one of our representatives below to chat on WhatsApp or send us an email to hello@quadlayers.com

× WhatsApp!!